RUTA POR NORUEGA EN 6 DÍAS

En este post os explico detalladamente mi ruta por Noruega en 6 días. Encuentra toda la información necesaria para que le saques el máximo partido a tus días recorriendo la parte sur del país. 

DÍA 1. STAVANGER, SVERD FJELL, PREIKESTOLEN, TAU

Volamos a Stavanger a las 08:00 de la mañana. Tras tres horas de vuelo, llegamos a Noruega y nos dirigimos directamente a la oficina para recoger nuestro coche de alquiler y así empezaría nuestra gran aventura por uno de los países nórdicos. 

Nuestro viaje empezaba fuerte desde el primer día: subir hasta el Preikestolen. Esta ruta dura unas cuatro horas aproximadamente (ida y vuelta). Por lo que dependiendo de la época en la que vayas tienes que tener en cuenta las horas de luz de las que dispones para no quedarte a oscuras a medio camino. 

Pero antes de ir directamente hacia el Preikestolen, hicimos un pequeño desvío para ver algunas cosas. Así que nos dirigimos hacia el Sverd i fjell, cuyo nombre significa «espadas de montaña». Este monumento conmemora la batalla que marcó el nacimiento del reino de Noruega y sus tres espadas simbolizan la paz, unidad y la libertad. 

Después nos sentamos a la orilla del Hafrsfjord y nos comimos nuestros bocadillos que llevábamos preparados y repusimos un poco las fuerzas antes de emprender camino hacia el Preikestolen. 

Una vez llegamos al parking del Preikestolen, preparamos nuestras mochilas con lo necesario para la ruta: agua, chaqueta, crema solar, comida…. Y ¡allá que nos fuimos!. Hacía muchísimo calor y prácticamente durante todo el camino el sol da en la cara, así que la crema es fundamental. La mayor parte de la ruta es en subida así que prepárate. La recompensa la encontrarás cuando llegues al final y veas con tus propios ojos las impresionantes vistas desde arriba. ¡Espectacular! No te defraudará en absoluto y además harás ejercicio al aire libre y en plena naturaleza. 

Cuando terminamos y llegamos nuevamente al punto de inicio, nos pusimos rumbo a Tau, a unos 25 minutos en coche. Aquí teníamos reservado nuestro primer alojamiento. Pero antes de ir al apartamento, hicimos una breve parada en el supermercado para comprar algunas cosas para cenar (sacando partido de que teníamos cocina). 

La ducha nos sentó de maravilla y tras apreciar las vistas que teníamos desde allí, caímos rendidas. En este apartamento al menos habían unas cortinas en la habitación, cosa que te permitía aislar la claridad bastante bien. Hay que tener en cuenta de que en verano no anochece hasta bien tarde (pasadas las diez de la noche). 

 DÍA 2. DE TAU A LATEFOSSEN, LANGFOSSEN, STEINDALSFOSSEN Y BERGEN

Puesto que las rutas marcadas eran bastante largas algunos días, nuestra rutina era madrugar bastante y de este modo aprovechar el tiempo al máximo. Además contábamos con un aliado de nuestra parte: las horas de claridad. 

Las distancias no eran tan tan largas pero las carreteras dan mucha vuelta y la velocidad máxima son unos 60-70 km/hora. También es super habitual que tengas que utilizar ferrys para poder cruzar con tu coche de un lado al otro. Pero a quién le gusten los viajes en coche, este es uno magnífico, y más teniendo en cuenta los espectaculares paisajes que te acompañan en cada momento. 

Nuestra primera parada era Latefossen, una espectacular cascada de 165 metros de altura junto a la carretera. A principios de verano, es aún más imponente ya que es la época del deshielo y su caudal aumenta de forma extraordinaria. Sin duda es un espectáculo de la naturaleza que merece ser visitado.

Como he dicho antes, hacer un viaje en coche por Noruega es un espectáculo para la vista. Por el camino tuvimos la suerte de disfrutar de muchos paisajes y estampas como estos. 

Después de hacer varias fotos y de contemplar semejante belleza, continuamos con nuestra ruta marcada: Langfossen. Aquí habían unas mesas de madera donde sentarse así que aprovechamos para sacar nuestros bocadillos y comer. No hay palabras que puedan describir la magia de ese momento, tan solo tienes que ver las fotos. 

La última parada era Steindalfossen, una cascada situada en un pueblito de encanto. Aún recuerdo las vistas desde allí arriba de toda la explanada tan verde con sus casitas al fondo, parecía una imagen sacada de un cuento. Además la temperatura era perfecta, íbamos en manga corta disfrutando de las interminables horas de sol que teníamos. Tanto es así, que fue justamente este día cuando pudimos darnos un baño en uno de los fiordos. Algo que al menos para mí, era impensable en Noruega. 

Bañándonos en un fiordo

Por último nos dirigimos hacia Bergen, nuestra última parada y donde teníamos el segundo alojamiento. Lo cierto es que ese día llegamos muy cansadas pero eso no impidió que fuésemos a visitar la ciudad aprovechando aún las horas de sol. Es una ciudad preciosa y muy pintoresca y desde el puerto puedes ver cómo las casas se enfilan por lo alto de la montaña. 

Vistas de Bergen
DÍA 3. DE BERGEN A LEIKANGER, PASANDO POR FLAM Y BORGUND

Como de costumbre, el día empezó con un buen madrugón. Precisamente hoy era importante salir con tiempo suficiente ya que teníamos reservado un tour en kayak por los fiordos, en Flam a las 11:00 de la mañana. El clima era inmejorable e hicimos el recorrido por uno de los fiordos mas bonitos de Noruega (Aurlandsfjord). Después de esto, hicimos un pequeño trekking por la montaña y volvimos al punto inicial con los kayaks. 

Kayak porAurlandsfjord

Al terminar nos sentamos a la orilla del fiordo y contemplamos aquel paisaje que se abría ante nosotras. De pronto empezó a chispear un poco y el viento se levantó así que decidimos cobijarnos en un bar que os recomiendo, Aegir BrewPub.

Lo cierto es que nuestro cuerpo nos pedía un poquito de descanso así que paramos un rato. Tras recargar un poco las pilas, tocaba continuar hacia la siguiente parada: Borgund. Aquí se encuentra la famosa iglesia de madera medieval. 

IgIesia de madera de Borgund

Finalmente ya nos encaminamos a nuestro apartamento, que estaba en Leikanger. La verdad es que el lugar era perfecto, las vistas eran increíbles y veréis que las fotos no le hacen justicia alguna. Esa noche cenamos un sandwich con lo que nos quedaba de embutido y compramos un poco de salmón ahumado. Sin lugar a dudas, fue uno de los momentos más mágicos del viaje. ¡Y es que Noruega nunca deja de sorprenderte!

Vistas de Leikanger
DÍA 4. DE LEIKANGER A NIGARDSBREEN – LEIKANGER

Nuestro cuarto día contaba con una actividad previamente planeada: escalar un glaciar (el Nigardsbreen). Dicho así puede sonar a una actividad de riesgo y costosa pero lo cierto es que es accesible para la gran mayoría. La duración de la actividad fue de unas 4 horas y algo aproximadamente (ida y vuelta). Esto incluye una parte a la que accedes con una barca, un pequeño trekking hasta la falda del glaciar y la escalada.  

Para mí fue una experiencia totalmente diferente a otras y la verdad que es algo que recomiendo puesto que no es una cosa que se hagan todos los días. En todo momento vas con un instructor que te indica como tienes que utilizar el material y caminar por el hielo. Por supuesto debes ir bien equipado y vestido adecuadamente. 

→ Escalando un glaciar en Noruega

Una vez terminada la excursión y antes de emprender el camino a casa, comimos algo. Tocaba volver nuevamente a Leikanger disfrutando de los maravillosos paisajes que te ofrece Noruega en cada momento. 

Leikanger
DÍA 5. DE LEIKANGER A STRYN, AURLAND, FLAM Y BERGEN

El último día fue uno de los más duros. Teníamos muchas horas de carretera y para aprovechar al máximo, también madrugamos. Antes de las 8 de la mañana estábamos ya en marcha para que nos diese tiempo a hacer todo lo planeado. 

Para ese día teníamos el famoso trayecto en tren desde Flam a Myrdal, donde puedes ver unos paisajes increíbles. No pudimos hacer este recorrido el mismo día del kayak (estábamos en Flam) porque no había disponibilidad. Por este motivo tuvimos que ajustar un poco la ruta y el recorrido. 

Habíamos reservado un tren por la tarde y por esto teníamos toda la mañana y parte de la tarde para recorrer y ver varias cosas. Tanto así que llegamos hasta Stryn, un pueblito precioso con sus casitas a la orilla del fiordo. 

Seguimos nuestro recorrido hasta llegar a Aurland y subir a su famoso mirador, Stegastein. Aquí aprovechamos para sacar fotos y contemplar las vistas desde arriba. 

Vistas desde el mirador de Stegastein

Stryn

Una vez llegados a Flam, nos fuimos a la estación de tren para iniciar el recorrido hasta Myrdal. Nos dijeron que el lado bueno era el izquierdo, pero a lo largo del recorrido vas a tener cosas impresionantes en ambos lados. También hay momentos donde el tren hace una parada de unos pocos minutos para dar paso a un espectáculo  en el exterior (toda una sorpresa). 

Y nuestra última parada del día era nuevamente Bergen. En esta ciudad decíamos adiós a nuestro road trip para coger un avión al día siguiente rumbo Oslo. Llegamos a Bergen bastante tarde (sobre las 22:00h) y muertas de cansancio. Cenamos algo por el camino y al llegar al apartamento nos duchamos y a la cama. 

DÍA 6. DE BERGEN A OSLO

El día también empezaba pronto. Teníamos un vuelo por la mañana de Bergen a Oslo y también debíamos dejar el coche de alquiler en el aeropuerto. Todo fue bastante rápido y desde que nos subimos al avión, no pasó más de una hora y ya estábamos en Oslo.

Este día conocimos la capital noruega, una ciudad bonita, cuidada y con una gran oferta cultural. Recorrimos la ciudad a pie para conocer sus principales atractivos y descubrir lugares por nuestra cuenta.

Edificio del Parlamento, Oslo

De esta forma nuestro viaje llegaba a su fin. Habían sido unos días muy intensos y llenos de experiencias enriquecedoras. Sin ninguna duda, Noruega es un país que merece ser visitado con tiempo para perderte entre toda su belleza. Y tanto si vais en verano como en invierno, ¡tendréis infinidad de cosas por ver y hacer!

Por último te dejo otra entrada que puede resultarte útil a la hora de planificar tu escapada a este país nórdico. Toda la información acerca de vuelos, alojamiento, coche de alquiler y mucho más 😛

→ Noruega en verano | Organiza tu viaje por libre

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *